Archivo de la etiqueta: musica

palabras que sueñan ser melodías

después del temporal y la agitación, afuera hay calma y quietud. está oscuro. nosé si es de noche. depende. la noche podría estar en mí.

años atrás hubiera dicho que la lapicera baila entre mis manos, pero no. mis dedos se deslizan sobre el teclado, un teclado que inventa palabras, un teclado que anhela escribir con las palabras una melodía. un teclado que sueña con ser un piano. y yo, quisiera ser como los dedos, que se deslizan livianos, casi sobrevolando la superficie. sí, vuelan. vuelo desde ellos.

Imagen

suena la música y lo llena todo. es raro eso. lo llena todo y sin embargo todo sigue vacío. la música plenificando todo. ahora todo vibra, se mueve, vuela. mi corazón baila en mi tórax, es un loco que baila solo, musicalizándose a sí mismo y moviéndose simultáneamente. escuchando las melodías, incorporándolas a los latidos.

y mis pasos, que caminan siempre errantes, caminan soñando bailar, volar… bailan soñando caminar, sueñan bailando…

¿bailamos?

Hugo Fattoruso & Tomohiro Yahiro | Dos Orientales Tour Sudámerica 2012

Entrevista publicada en URBANIKKEI, en colaboración con Pamela Sioya

Dos culturas diferentes entre sí, Tomohiro Yahiro desde el Lejano Oriente y Hugo Fattoruso de la República Oriental del Uruguay, unidos para deleitar al público, por primera vez en la Argentina. En esta nota, descubrimos cómo se gesta la convivencia de dos perspectivas distintas abrazadas por la música.

 

 

:: MINI REPORTAJE – HUGO FATTORUSO ::

Hugo Fattoruso es un reconocido músico que desde los doce años de edad ha pisado escenarios como pianista, acordeonista, guitarrista, vocalista, compositor y arreglador.  Tiene el talento de transmitir como ninguno, las esencias del rock británico, el jazz, la bossa nova, los ritmos caribeños y, por su puesto, el candombe y el tango del Río de la Plata.

 

 

El disco “Dos Orientales” grabado en el 2007 es fruto de un encuentro de dos Orientes, ¿Cómo describirías este encuentro y este disco?

Ya habíamos grabado anteriormente, por ejemplo, con Segi Takamasa, pero el CD “Dos Orientales” fue el primero de nuestro dúo (hoy día existe nuestro segundo CD “Orienta”). En ese CD volcamos nuestras inquietudes y sueños musicales, con el cariño que se puede apreciar en las diferentes  instancias.

Hay temas propios y hay versiones de temas de compositores y autores que admiramos profundamente, caso Eduardo Mateo, Antonio Carlos Jobim. Ese CD da la plataforma firme para la continuación de nuestro trabajo como dúo, a pesar de que ya habíamos hecho tres giras anteriormente a esta grabación.

Las giras que organizan Yahiro Tomohiro  y Atsuko Kai –su representante- son de ocho semanas aproximadamente, y tocamos en 20 a 24 ciudades cada vez que viajo al increíble país y su tan amable gente, Japón, de Sur a Norte, de Este a Oeste.

 

¿Podrías contarnos cómo se conocieron con Yahiro Tomohiro?

Yo viví ocho años en Brasil, trabajando como tecladista y arreglador en muchos grupos en el año 1986 y siendo parte de la banda de Djavan, viajé a Japón por primera vez! Fue la primera vez que Djavan iría, siendo la segunda el siguiente año. Fue en esa oportunidad que conocí personalmente a Tomohiro  en Río de Janeiro, mi amiga compositora y cantora Joyce Moreno  me comentó al saber que yo viajaría a Japón: vocé vai conhecer um amigo muito legal, e que toca muito bem, o nome dele é Yahiro Tomohiro e ele fala muito bem o portugués e o español.

Y así fue… Tomohiro llegó a saludar a los músicos, entre los cuales estaba yo… increíble para mí!!! Mucha suerte!!!

 

Sabemos que en el 2008 estuvo de gira en Japón por dos meses, junto al “Trío Fattoruso”, recorriendo diferentes ciudades del país y que su gira culminó con un dúo junto a Yahiro Tomohiro, ¿en qué momento surge “Dos Orientales”?

Cuando Atsuko-san (manager de Tomohiro) y Tomohiro-san invitaron al Trio Fattoruso, “Dos Orientales” ya habían estado de gira los tres o cuatro años anteriores. Dos Orientales como dúo… mmmm nosé!  (jajaja, de verdad).  Seguro Tomohiro y Atsuko saben! ¿2002 o 2003?

 

¿Cuál es la trayectoria del Tour “Dos Orientales Sudamérica 2012”?

Estuvimos presentando nuestra propuesta en Buenos Aires, Río Cuarto, Rosario y La Plata, luego viajamos a Uruguay. Nos presentamos junto a Punta Classic con Luz del Alba Rubio en Santa Lucía.

Después en Somos Sonido, dos recitales, el 17 y el 18 de Marzo. El 21 Tomohiro es invitado especial para participar en el recital del trío F.R.I (Fattoruso -Romano-Ibarburu) en el Teatro Solís.

Tocamos en la Residencia del Señor Embajador de Japón en Uruguay. Luego volvimos a la Argentina, para tocar en 9 de Julio (Pcia. de Bs. As.), después en Claypole y finalizamos en Buenos Aires en el Club Boris.

 

 

¿Qué feedback fueron encontrando en el público con esta propuesta?

Tenemos la gran alegría de constatar que nuestro dúo agrada mucho, así recibimos felicitaciones y halagos de distintos sectores sociales, jóvenes, adultos, músicos, managers! Es muy gratificante tocar con nuestro dúo pues invariablemente nos va fantástico!!!!!

 

 

 

:: MINI REPORTAJE – TOMOHIRO YAHIRO ::

Tomohiro Yahiro es un excelente percusionista, nacido en Tokio y marcado por su adolescencia en las Islas Canarias. Con una gran sensibilidad, en sus solos o junto a grandes artistas internacionales, comparte su tesoro de ecos tropicales, latidos de África, ritmos de los Andes, pasiones flamencas y taikos japoneses.

 

¿Podrías contarnos cómo se conocieron con Hugo Fattoruso?

Yo conocí a Hugo en 1985 o 1986, en ese entonces él estaba viviendo en Brasil. Vino de gira a Japón con Djavan –una gran estrella de Brasil- y me dejó un mensaje en mi casa diciendo: “Mi nombre es Hugo, soy amigo de Joyce”, otra cantautora con quien toqué en 1984 o 1985. Joyce le dijo que en Japón había un percusionista –por Tomohiro-; y me trajo un birimbao de regalo, un instrumento que es bastante difícil de traer. Yo pensé que Hugo era brasilero. Estuvimos hablando un portuñol misterioso y le pregunté: “¿cómo es tu apellido?”. “Fattoruso” –me dijo Hugo. Entonces enseguida lo reconocí, ¡yo era fan de Hugo Fattoruso! Cuando yo era chico, viví en Islas Canarias, donde estudié con profesores argentinos y uruguayos que me transmitieron la admiración por Fattoruso. Ahí me quedé sorprendido, con la boca abierta, entonces le pregunté: “Fattoruso, ¿qué hacés en Japón?”. Yo pensé qué él estaba viviendo en Los Ángeles, con la banda Opa.

Ahí nos conocimos, y volvió creo que al año siguiente y por dos años seguidos. Nos hicimos amigos y en el ‘95 o ‘96 armé una gira con músicos -varios sudamericanos- aunque él no pudo venir, y si se trata de piano, ¡tiene que estar Hugo! Por esa época él ya vivía en Nueva York, pero como me había dejado su teléfono, lo llamé a su casa y nos encontramos nuevamente por allá.

Tengo suerte de poder tocar con Hugo!!!

¿Cómo surgió el proyecto de “Dos Orientales”?

Creo que por el año 2000, en contacto por e-mail, lo invité a tocar juntos en Japón pero no con la banda grande. Entonces quedó la idea de hacer un dúo de piano y percusión que se concretó en 2007 y salió bárbaro.

 

Considerando sus vivencias en España, ¿cómo fue su contacto con el mundo “occidental”?

En realidad no hay diferencia. A mí me da lo mismo si estoy en Alaska o Europa… El mundo de los músicos es el escenario. Si voy a Francia no hablo francés pero me busco la vida de cualquier manera y me puedo comunicar. Si bien cada ciudad es única, la vida de viajes, hoteles, ensayos, estudio y presentación es más o menos igual, sobre todo en este tipo de música instrumental que no es tan popular ni tan elitista.

 

Siendo “Dos Orientales”, Hugo latinoamericano y vos japonés, ¿Cómo se puede describir este encuentro?

Hugo es un ídolo para mí. Tocar con él es un milagro. Él es bien uruguayo, humilde, conversador, compartimos la vida en el escenario y nos llevamos bien -a veces puede pasar que estamos tres días sin hablarnos pero está todo bien, jejeje. Él encima es budista pero yo católico, “todo al revés”, jeje.

La vida de músicos es así, insisto. Trabajamos con todas las nacionalidades. Y sobre todo que nosotros somos un dúo, es más simple. Yo no puedo tocar con otro músico o en otro género de música –por ej. el pop-, que es totalmente diferente a lo que hacemos nosotros. Pero los músicos también somos muy ambiciosos y nos preguntamos “¿cómo sonará esto? ¿y qué pasará si lo mezclo con esto otro?”. Lo que me pasa con este dúo, es que yo puedo experimentar diferentes cosas, y de pronto sale bien.

 

¿Cómo sigue este camino de experimentación de dos orientales?

En agosto volvemos a Japón por séptima vez, para hacer una gira de dos meses y medio, con el interés de llegar también a China y Corea.

Además, están saliendo cosas nuevas. Por ejemplo, este año conocí a Seiji Osawa, el gran maestro y director de orquesta japonés, y nos invitó a participar en su Festival de música clásica en Matsumoto. Esto significa que no hay improvisación y será un desafío interesante porque no somos músicos clásicos.

La verdad es que en Sudamérica, “Dos Orientales” fue un éxito total, algo que no me lo esperaba. Lleno de gente y grandes músicos que nos vinieron a ver, como Luis Salinas, Raúl Carnota, Facundo Guevara y Daniel Maza. Por ahora el público está contento y nosotros estamos muy agradecidos porque hacemos lo que queremos hacer.

 

 

Disco “Dos Orientales” (Barca)

Con Hugo Fattoruso en piano, acordeón, tambor piano, voz y silbido, y Tomohiro Yahiro en percusión

Temas:

– La papa

– Desafinado

– Esa tristeza

– Ichi ni san shi

– Piano, pandeiro o passarinho

– Milonga de Nagoya

– Sin nombre-Al pie de la letra

– Ten more miles