Archivo de la etiqueta: instantes

los caminos que transitamos

hoy, después de mucho tiempo de evitarlo, volví a tomar el tren sarmiento. volví a revivir alguno de los motivos por los cuales -particularmente ese viaje- no me hacía feliz.

más de una hora de demora esperando el tren. el día estaba hermoso hoy. es más, creo que si tuviera que encontrarle un correlato al clima a lo que me parece es la felicidad, era lo más cercano a eso. por eso, decidí desearle lo mejor para cada uno de los que estaba a mi alrededor, pensar en todos los caminantes que conozco, recientes, de más años, algunos que hace mucho no veo… y secretamente le envié mucho amor en forma de buenos deseos a cada uno.

el andén se fue llenando. después de más de una hora de espera, fue casi como viajar un día de semana en hora pico. decidí disfrutar la belleza de ver el cielo bastante más abierto que en capital. decidí relajarme y abrir mis sentidos.

y sí. me subí al tren y viajé apretadísima a más no poder. por eso deseé que todas y cada una de las partes de las personitas que me rodeaban y entraban en contacto con mi cuerpo (puf, si había puntos de contacto) fueran felices, muy, mucho.

también me di cuenta que el amor en estos casos padece estas limitaciones. no son insuperables, pero sí, no eran las mejores condiciones. sobre todo un día como hoy -de elecciones- me replanteaba que ante la desidia de los gobernantes es muy difícil amar, porque su dejadez para con el pueblo genera violencia…

también recordé porqué amo tanto caminar. caminar sin rumbo. y si es dialogando, mejor. porque mientras camino me doy cuenta que eso, sin más, es la vida. caminar. un paso, tras otro paso, tras otro paso. un paso, tal vez una caída, tal vez un desvío. un susto, una alegría, un contemplar la belleza que nos rodea. un disfrutar del silencio y también de las melodías que nos rodean.

caminar. eso es la vida, en eso se nos va la vida. es la distancia entre nuestra llegada y nuestra partida de este camino, es ese recorrido el más valioso, es ese tiempo que se nos está yendo… es disfrutar cada instante. es encontrar la felicidad en la sonrisa y tras la mirada de los caminantes que iluminan mi andar extraviado.

eso.

Crónica de una tormenta anunciada

P1020366-001P1020240-001P1020241-001P1020244-001P1020262-001P1020276-001
P1020303-001P1020315-001P1020338-001

Crónica de una tormenta anunciada, un álbum en Flickr.

días raros, se avecinan… avatares incesantes convergiendo en unos pocos instantes, estaciones que ya perdieron su rumbo, indecisiones meteorológicas, y la vida oscilante entre relámpago y relámpago…
las miradas no pueden sino dirigirse al cielo, y contemplar, y perderse en su infinitud inabarcable…
instantes…

aunque no lo veamos…

aunque no lo veamos...

aunque no lo veamos… ¿el sol siempre está?
andamos, simplemente andamos, corremos por la vida… y hasta olvidamos que el sol, aunque sea por instantes, desapareció por completo de nuestra vida…
sin embargo, afortunadamente en este andar, hay instantes que -como ahora- el sol se asoma por entre las más grises nubes… cual bocanada de aire fresco, cual hendija luminosa en medio de un oscuro ambiente…
gracias le doy a la vida por los pasos de tantos caminantes que se cruzan en mi andar, que traen nuevos alientos, nuevos modos de vista, nuevos aires….
que acaso no somos otra cosa sino un entramado de pasos y de caminantes que forman parte de nuestro andar, que se cruzan, a veces por puro azar, a veces porque la vida nos fue guiando al encuentro…
gracias…

(pic by me)

Hojarasca

Hojarasca

termina agosto y por estos lares hay hojarasca por doquier… montones de sentimientos se acumulan en la superficie impidiendo un sentir pleno… ¿remangarse y limpiar las hojas secas? sí, aunque también el pasado, lo vivido, forma parte innegable de nuestro presente, no somos otra cosa sino el entramado de caminos y de pasos que se cruzan en nuestro andar, que se detienen más o menos tiempo. imposible simplemente arrojar lo pasado y comenzar desde un cero inexistente.

¿dejar que las hojas abonen la tierra? sí, aunque conviene detenerse y seleccionar qué hojas deseamos conservar vivas, qué hojas nos alimentan y cuáles simplemente estorban o dañan…

sólo fue un instante que me detuve a pensar. la hojarasca me moviliza, me llama, me atrae…

caminante no hay camino, se hace camino al andar…

(pic by me)

cielos mágicos

cielos surreales

cuando mis ojos se encontraron con este cielo, que permaneció instantes fugaces, pero llenos de magia, una gran admiración nació en mí, un sentimiento de grandeza que nacía de mi pequeña interioridad… me detuve a contemplar…
son los instantes sublimes que este andar nos regala gratuitamente…
a veces corremos, cual si nuestro andar fuera una carrera sin sentido…. y ese andar furioso nos impide tomarnos unos instantes para contemplar la belleza admirable que nos rodea en cada rincón…

(cielo del 23 de julio de 2012) (pic by me)