una perspectiva a la pregunta…

…añadiré una perspectiva y una impresión (más) con mi interpretación a la pregunta:

 

«¿Qué pasaría, si un día o noche,

un demonio se acercase furtivamente
hasta tu más solitaria soledad,
y te dijera:
 
"Esta vida, así como la vives ahora y la has vivido,
deberás vivirla aún una vez más
e innumerables veces,
y no habrá nada nuevo en ella…"?»*
 
Un poco en contraste con los comentarios que he leído hasta ahora, mi impresión y la connotación que tiene para mí este pensamiento, lejos de ser negativa, es sólo positiva.
 
Pues, ella me abre las puertas a afirmar y confirmar mis elecciones -sean erradas, sean acertadas- de cada día, de cada instante… quiero decir: significa que cada paso que de (encaminado, o des-encaminado…), cada decisión que tome (determinación o in-determinación), cada camino en que me aventure (sea un avanzar, un retroceder, o un aquietamiento…), en suma, cada momento que viva, que sienta, será de tal manera que una y mil veces, una e innumerables veces esté dispuesta a volver a vivirlo; significa que cada cosa que elija será realizada con toda mi adhesión, con todo mi ser… tal el compromiso, que es imposible hablar de arrepentimiento(*) por lo realizado, puesto que somos eso realizado, que nos hacemos en ello…
(*)Tendría que aclarar que estoy pensando en esta frase como movilizante de todo cuanto viva en adelante, es decir, desde el momento en que elijo vivir de tal modo que "si una e innumerables veces" se repitiera la situación, no vacilaría en obrar como lo he elegido en el primer instante. Por lo cual, en todo lo que realizado con posteridad, no cabe lugar para hablar de "arrepentimientos", pues he actuado de manera de "no arrepentirme nunca" de lo realizado… 
 

*F. Nietzsche, FW, KSA 3, § 341 (Edición de la Kritische Studienausgabe, a cargo de Colli y Montinari, Die fröhliche Wissenschaft)

14 comentarios en “una perspectiva a la pregunta…”

  1. Tétrica pregunta que me inspira solamente una igualmente tétrica respuesta: Si tal desdicha me ocurriera, no intentartía llenar el resto de mi vida de momentos gratos ni abreviarla, sólo convertiría a la hora de mi muerte en el mejor instante de mi vida. Dadas las hipotéticas circunstancias no sería tan difícil de conseguir y así, quizás, podría vivir cada uno de los siguientes ciclos con esperanza y entusiasmado por arribar al final.

  2. Pues si tal cosa ocurrieraseria ya tristeza inmensa la que sentiriaSola como ahora me sientointentaria ver esa soledad de distinta manera cada vezsi es que se puede….un abrazo

  3. Bueno, imagino que sólo tendría conciencia del demonio esa única vez, ya que antes no la tuve y he de suponer que no la tendría después. Así que mi vida sería siempre la misma sucesión de eventos, personas, lugares, etc. Lo siento, por quien espere otro tipo de respuesta, pero mi vida me gusta como es, así que, sencillamente, no hay salida; a vivirla como se haya dispuesto para mí, sin más consciencia sobre que se trata de un ciclo que se abre y se cierra siempre del mismo modo, infinitamente. No creo que en la inconsciencia estanca de cada una de las repeticiones de mi misma vida trangrediera a las otras, así que, querido Nietzsche, tu propuesta no me preocupa, con todos mis respetos.

  4. La vida convertida en un bucle que se devora a sí mismo… no tiene por qué ser obligatoriamente negativo. Se abriría de esta forma un maravilloso juego de nuevas oportunidades y nuevos matices que explorar con cada una de las vueltas en espiral.De esta forma aún sin haber nada nuevo, ninguna situación novedosa, todas y cada una de ellas se verían transformadas en cada vuelta, con cada experiencia acumulada.Esta vida sería un bucle, pero un bucle ascendente.Saludos

  5. Es interesante la opinion de luna de nieve… si no somos conscientes es como si vivieramos solo una vez peor si no…. menudo horror!!!! ya sabrías de antemano cosas que no puedes variar ni cambiar…¿por que siempre vuelves sobre el mismo tema? estás haciendo una tesis?

  6. Bueno, creo que siempre acabas en la idea de lo vivido, de nuestra esencia. si se puede variar cambiando nuestras experiencias, si hay un solo camino o éste se puede modificar… Creo que es el núcleo de todas tus exposiciones, desde distintos puntos de vista muy interesantes como éste del demonio, por eso creía que hacías una tesis. Es un tema muy interesante y que da mucho de si. Puede que esté equivocada, por supuesto, pero es la conclusión que he sacado tras leerte durante tiempo. Creo que la duda que quieres aclarar es si podrías haber cambiado el rumbo de la vida si las circunstancias fueran otras o irremediablemente tener el rumbo fijado de antemano. Yo creo en lo primero.Un saludo.

  7. **Bueno, Su [unahabitacionpropia], creo que has dado bastante en el blanco ("bastante", porque no encuentro en mí algo tan definido y tan preciso como un "blanco", eso creo, por ahora…)….y considero que siempre es posible algo diferente. Quizá ese es mi desafío: vivir esto, repetir hasta grabar en mi carne que siempre puedo ser diferente, y de hecho, siempre lo soy.. (en tanto, el conjunto de circunstancias marca por sí la diferencia). También me interesa rescatar y revalorizar la idea de la diferencia, pues hay una tendencia a excluír todo lo que no sea "lo mismo", y frente a ello, quiero reaccionar, pues es imposible no ser diferente. Gracias..**[RazónDeSer] mi opinión es que en Nietzsche no podrías hablar de un "fin último", creo que está bastante lejos -sino en las antípodas- de algo así como un teleologismo… creo que no es posible esa identificación, como tampoco hay tal cosa como "primer principio". Y sí, creería que las tensiones -esto que parece no conciliarse-, las luchas irresueltas, son signo de vida, es decir, que no se sinteticen en una y "la" respuesta.

  8. Cuidado, siempre y cuando la responsabilidad de esas "innumerables veces" no nos impida tomar una decisión, y dejemos de ser dueños de nosotros mismos por anuencia o renuncia al compromiso.Nada hay peor que dejarse llevar.(Comentario personal: Dada la calidad de los que leo por debajo de éste, la profundidad de pensamiento, la agilidad de las reflexiones y la brillantez de los planteamientos… siento los míos tan desafortunados…)

  9. Suena más a una bendición que a una condena…pero siempre es relativo a la persona que vive su vida. Podrian "condenarnos" a vivir siempre la misma vida, pero solo somos nosotros lo que hacemos de la vida una condena…, podemos hacer la risa del llanto, el sol de la lluvia, la luz de la oscuridad…de la vida una condena??Podriamos dejar atras el sufrimiento del que creemos participe en nuestras vidas. Vivir una y otra vez la misma bella noche podria hacer que la aborrezcamos e incluso odiemos(ya no es tan bella esa noche,no?). Vivir la misma vida "sufrida" puede que nos haga ver que no es tan hiriente a esto que le llaman vivir, y de la magia que la vida nos tiene escondidas.Esto es solo una reflexion un tanto optimista que algunos no estaran de acuerdo con ella, pero la mejor forma de dejar de llora es acabar con el llanto, que frase más simple,¿no es cierto?…será porque es verdad….DaniKS

Intercambiemos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s