solo (más) palabras… (borrador viviente)

No sé bien si estas palabras que emprendo –aunque de hecho, predomina lo que no sé y promete seguir predominando, en la medida que cada camino emprendido, lejos de concluírse o acabarse, abre y (me) añade diferentes incertezas-, una especie de concesión inevitable a la propia desaparición, una especie de anticipo a la propia ausencia, o dicho de otra manera, casi una confesión que siempre estuvo desvelada –pues nada tiene de novedosa, nada que no haya dicho ya, no es una confesión, sino la suma de mis confesiones ya confesadas con mi vida, en el mismo vivirla, en el mismo hacerme y deshacerme en ella-, no sé bien, decía respecto de estas palabras, si conducirán a algún lado, pues han sido emprendidas sin más, como simplemente un día emprendimos esta vida, sin una dirección predeterminada –sino que se va haciendo en el mismo caminar- y sin embargo, ya sospecho que no conducirán a ningún lado.

No importa, igualmente, a decir verdad. Quizá por eso tampoco sepa cómo comenzar, aunque estoy segura que no hay sobre este tipo de inicios certezas ni seguridad alguna –aunque podría reconocer que para ninguno-. Y sin embargo, ya he comenzado (de algún modo).

No deja de ser un borrador, lo sé (borrador… esa palabra resuena profundamente en todo mi hacer(me), en cada paso dado, en cada instante vivido, en cada palabra pronunciada y en cada palabra ausentada). Me rectifico: no dejo de ser un borrador.

Poco me preocupa intentar definir este camino ya iniciado casi sin elección, casi como si las palabras ya hubieran elegido por mí. Pero me engaño: ellas no tienen otra alternativa, en cambio, yo puedo elegir callar, ausentarme una vez más, …ausentarme, dejar hablar al silencio.

Siempre el silencio dice mucho (más).

mæ – junio 2005

10 comentarios en “solo (más) palabras… (borrador viviente)”

  1. Les confieso que el silencio es para mí una de las melodías más delicadas, más bellas, más enriquecedoras, más llena del otro que de su ausencia…Aunque, claro que me regocijo con la compañía de alguien, y aunque son necesarias ciertas distancias, también creo que las cercanías lo son… cercanías en las distancias…

  2. Hola, Melisa. Hoy te he visto por aquí, después de tanto tiempo. No podía responderte, pues borré por error tu correo. Te invito a que entres a mi espacio, que lo tengo restringido, no por nada, es que lo he confeccionado pensando sobre todo en los amigos que lo van a ver, así que hay cosas un poco más personales, como fotografías. Además, así podré yo misma acceder a tu espacio tranquilamente y leerte despacio y con el mimo que merece lo que escribes. Yo tengo alguna cosilla escrita dentro de mi espacio, aunque no actualizo por falta de tiempo. Ya sabes, si te apetece, contáctame (¿puedes ver mi dirección?)

  3. este es mi segundo intento de escribir en este espacio. Bueno eso no importa lo te digo es que vale la pena entrar y gozar, merodear en lo que nos vas preparando para adentrarnos… nos permites disfrutar…gracias.

  4. este es mi segundo intento de escribir en este espacio. Bueno eso no importa lo te digo es que vale la pena entrar y gozar, merodear en lo que nos vas preparando para adentrarnos… nos permites disfrutar…gracias.

  5. Y cada instante, todo momento es un borrador manifiesto que se esculpe de otro modo por el siguiente suceso. Que dicha tener una vida que a cada paso se reprograme.
     
    En efecto, hay silencios que pronuncian mejor que cualquier discurso la intensidad de un grito, de una espera…

Intercambiemos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s